Miércoles 21 de Febrero de 2024

Hoy es Miércoles 21 de Febrero de 2024 y son las 18:24 -

26.8°

SALTA

INTERNACIONALES

19 de agosto de 2014

Según Anfavea, el sector automotriz brasileño “tocó fondo”

A pesar de no confirmarse la caída de las ventas superior a 25% que proyectaban los analistas más pesimistas, la realización del Mundial de Fútbol en Brasil hizo un estrago en los resultados de la industria automotriz, que difícilmente pueda repararse.

Entre junio y julio, los dos meses del Mundial, el consumo de vehículos en el país cayó más de 15%, en comparación con igual período del año pasado. Como se esperaba, el movimiento en las concesionarias se desplomó durante los días de partidos, y hubo menos tiempo para vender. En las ciudades-sede están los mercados más fuertes.
Con el mercado en baja y los stocks en las alturas, las automotrices, que venían reduciendo el ritmo, liberaron a los operarios para que vayan a los partidos, lo que convirtió a junio en el período de menor producción de los últimos 29 meses.
Los principales indicadores del sector registraron un significativo deterioro si se compara los datos anteriores y posteriores al Mundial. La caída de las ventas en el acumulado del año, que estaba en 5,5% hasta mayo, subió a 8,6%. La baja de la producción pasó de 13,3% a 17,4% a finales del mes pasado. Desde que comenzó el año, se eliminaron 6.700 puestos de trabajo en automotrices brasileñas y las exportaciones de vehículos, perjudicadas por la crisis en Argentina, caen más de 35%.
Frente a números tan débiles, es difícil no coincidir con el diagnóstico de que esa industria llegó al “fondo del pozo”, como cree Anfavea, la entidad que nuclea a los fabricantes de automóviles. La asociación reconoce que ya no es posible revertir la caída de este año, pero señala que el sector puede atenuar a 5,4% la baja en las ventas. La producción –según sus cálculos– cerrará 2014 con una caída de 10% ante 2013.
Pero muchos analistas que, al contrario de Anfavea, trazaban desde enero un escenario negativo para 2014 creen que las estimaciones de la entidad están desfasadas. Trabajan con proyecciones de una baja de hasta dos dígitos tanto para las ventas como para la producción de este año. 
En un informe reciente, el UBS evaluó que Anfavea puede ser nuevamente forzada a revisar hacia abajo su expectativa de producción, en función de la falta de señales de recuperación sustentable de mercado. Otro informe, producido por GO Asociados, proyecta una caída de 12% en la producción de las automotrices este año. 
Consultoras especializadas en ese sector, como Roland Berger y Oikonomia, están calculando que las ventas bajarán en porcentajes más cercanos al 10% que al 5% que estima Anfavea.
Sin embargo, las automotrices tienen algunos motivos para apostar a que las cosas van a mejorar en los próximos meses, aunque lejos de repetir los resultados de 2011 y 2012, o incluso, 2013, cuando la curva de crecimiento de casi una década comenzó a invertirse. Además de constituir un período de ventas tradicionalmente más fuerte, el segundo semestre, sin tantos feriados, tendrá ocho días hábiles más que el primer semestre.
El gobierno también dio su apoyo para mantener, hasta diciembre, descuentos en el Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) que debían retirarse el mes pasado. Eso se suma a las medidas para inyectar más liquidez en los financiamientos al consumo, con la liberación de depósitos compulsorios y flexibilización en la exigencia de capital de los bancos en operaciones de crédito minorista.
Aunque el mercado comience a reaccionar, los efectos en la producción no serán inmediatos porque las automotrices siguen presionadas por el exceso de stocks. Fuera de eso, el agravamiento de la crisis de la deuda argentina reduce las posibilidades de que se reanuden las exportaciones a corto plazo.por EDUARDO LAGUNA San Pablo



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!