Martes 27 de Febrero de 2024

Hoy es Martes 27 de Febrero de 2024 y son las 17:08 -

25.2°

SALTA

27 de agosto de 2014

Brecha cambiaria: cuanto más grande se vuelve, menos dólares llegan al país

La suba del dólar blue y el estancamiento de la cotización oficial han ensamblado un escenario complejo para fomentar el ingreso de dólares.

La exportación (y los productores) se ven menos inclinados a venderle al Gobierno sus divisas y en muchos casos prefieren esperar a que el tipo de cambio se acomode mejor o ‘acorte’ la distancia con el blue. En la semana, las reservas del BCRA ya perdieron alrededor de u$s 300 millones. La suba de tasas busca frenar este fenómeno en lo doméstico
Películas, teorías sociológicas, nombres de periódicos, un blog y hasta una ciudad en el estado mexicano de Sinaloa. Son muchas las ocasiones en las que la palabra “brecha” representa algo. Pero... ¿qué papel juega en la futura cotización del dólar?


La brecha es la distancia que existe entre la cotización del dólar oficial y la que se conoce en el mercado extraoficial o blue. Es relevante porque se traduce en un mayor o menor estímulo para que el sector exportador termine vendiendo sus divisas en el mercado cambiario local.
Por ende, también implica un mayor o menor atractivo para el productor, que es quien debe decidir primero si vende los porotos de soja o no lo hace. Muchos terminan utilizándolos como reaseguro: así, la oleaginosa cumple con una de las funciones de la moneda: sirve de reserva de valor.


A mayor brecha, menor liquidación de dólares. En la síntesis, si el productor decide vender sus granos y dolarizarse, deberá recorrer un largo camino e incluso calcular la “brecha”. Por ejemplo, con los cierres del día, por cada dólar que liquida el exportador / productor, el Banco Central le paga $ 8,40.


A ello habrá que descontarle las retenciones si es que el producto exportado está gravado. Suponiendo que el exportador de soja debe liquidar, debe restarle a esos $ 8,40, el 35% por las retenciones: así, por cada dólar que ‘compra’ el Gobierno, se paga $ 5,46.


Suponiendo el caso que el exportador o productor decidiera posicionarse en un activo que no pierda poder adquisitivo, (pedirle dólares ahorro a la AFIP está descartado), sólo le quedaría la opción del “dólar bolsa” o blue. En ese sentido, para poder comprar un dólar en la Bolsa, el exportador debe ’agregar’ prácticamente $ 8 más. Así, la distancia o brecha entre uno y otro avanza. Suponiendo que el dólar de referencia sea el blue, entonces la brecha se ubica en un 160%. Cuanto mayor distancia hay entre uno y otro valor, menor entrada de dólares se genera.

Al bajar la tasa de interés, el Banco Central fomentó la salida de pesos de los bancos, lo que generó una suba importante del tipo de cambio informal. Esto distanció aún más la brecha entre el dólar oficial y el blue, por lo que la liquidación de los exportadores disminuyó sensiblemente.
A la vez, al menor ingreso de dólares se sumó mayor presión en el Banco Central para devaluar la cotización del peso, ya que los importadores “apuraron” al Gobierno para que les provea dólares en la presunción de que si se devaluaba, las importaciones se encarecían.


Para los exportadores, el comportamiento de la cotización oficial del tipo de cambio también es relevante. Por ejemplo, ante el avance de la divisa dispuesta por el Banco Central, suele reaccionarse con una menor liquidación de divisas: es que cuanto más se retrase el momento de liquidar las divisas, mayor es la posibilidad de obtener algún peso extra por cada dólar.


Así, en el escenario antes descripto, los dos escenarios dibujan un solo final: menos dólares para el Banco Central.


La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, informaron que la semana pasada, entre el 19 y el 22 de agosto, las empresas del sector liquidaron la suma de u$s 252 millones, lo que constituye el nivel más bajo desde comienzos de año.


Por supuesto, en el retroceso cabe tener presente que las ventas se concentran más en el segundo trimestre del año por la cosecha gruesa (soja y maíz) y que los precios internacionales bajaron fuerte desde julio por los informes que proyectan rindes récord de producción.por JULIÁN GUARINO Buenos Aires



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!