Miércoles 21 de Febrero de 2024

Hoy es Miércoles 21 de Febrero de 2024 y son las 19:44 -

25.6°

SALTA

POLITICA

28 de agosto de 2014

El paro arrancó con piquetes en varios accesos a Capital Federal

No hay trenes y los subtes funcionan con frecuencia de feriado. Los colectiveros no se sumaron a la protesta, pero algunas líneas no funcionan "por falta de seguridad". Es la segunda huelga nacional de Moyano, Barrionuevo y Micheli en cuatro meses.

El segundo paro nacional en cuatro meses que realiza contra el Gobierno de Cristina Kirchner el sindicalismo opositor representado por las CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli arrancó con el envión extra de los piquetes de la izquierda en los accesos a la Capital Federal, que ya ayer, en vísperas de la protesta, habían empezado a fortalecer la medida de fuerza.

Los cortes programados arrancaron bien temprano en la autopista Panamericana (a la altura de la avenida Henry Ford), el acceso Oeste a la altura del Hospital Posadas, los puentes Pueyrredón y La Noria y ruta 3 y el Camino de Cintura.

La protesta se inscribe como una escalada en el nivel de confrontación del gremialismo opositor con el Gobierno justificado por la falta de respuestas a los reclamos por la rebaja del impuesto a las Ganancias, la caída del poder adquisitivo ante la inflación y la preocupación constante por la inseguridad.

En el transporte, la huelga afecta a todo el sector de cargas y a los trenes. Si bien la UTA no paraba –un revés para Moyano- y los colectivos deberían funcionar, un gremio de choferes de colectivo sí se plegó a la protesta y no estaba claro cuánto iban a afectar los piquetes anunciados por la izquierda. Por lo menos las líneas 112, 145 y 243 no funcionan "por falta de seguridad". Y los subtes tienen esquema de feriado.

“El paro va a ser contundente a pesar de la presión, el temor y el miedo que intenta imponer el Gobierno a muchas organizaciones sindicales”, había afirmado ayer el propio Moyano.

En el discurso del Gobierno, los piquetes y cortes de ruta de la CTA de Micheli y las agrupaciones de izquierda –que arrancaron ya ayer al mediodía, complicando el tránsito en la Ciudad de Buenos Aires y fortaleciendo el paro antes de que arrancara- ponen en jaque la “libertad de trabajar” y evidencian la “debilidad” de la convocatoria del sindicalismo opositor.

El respaldo de cuatro de los siete gremios aeronáuticos a la medida afectará el transporte aéreo, por lo que la mayoría de los vuelos ya fueron reprogramados, en tanto se paralizara la actividad portuaria, con impacto en las exportaciones. Tampoco funcionarán los bancos, estará paralizada la recolección de residuos y el despacho de combustibles, mientras se resentirá la atención de bares y restaurantes por el respaldo del gremio de gastronómicos.

En los hospitales públicos cuyo personal está afiliado a ATE sólo se atenderán guardias mínimas, las actividades en Tribunales fueron suspendidas, mientras en las escuelas y en la administración pública nacional y provincial la medida será parcial ya que sólo adhieren a la huelga los gremios nucleados en las centrales opositoras.

Otros sindicatos que se sumarán al paro son los que agrupan al personal de las fábricas de alimentos, los panaderos, peones rurales, trabajadores del seguro, de entidades deportivas y clubes, y operarios petroleros, entre otros.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!