Sábado 22 de Junio de 2024

Hoy es Sábado 22 de Junio de 2024 y son las 12:39 -

17.4°

SALTA

12 de septiembre de 2014

Plan doce cuotas: bancos resignarían $ 1.200 millones en seis meses

El BCRA liberará de los encajes de los bancos un 16% para que vuelquen a la iniciativa. Las entidades resignan 20% de tasa nominal, lo que hoy implica unos $ 1.200 millones
Plan doce cuotas: bancos resignarían $ 1.200 millones en seis meses.

Todos los pagos que se puedan hacer para usar el plan Ahora 12 se harán, pero no creo que suba tanto el consumo. Lo que se pagaba en efectivo o en una cuota ahora se va a poder pagar a lo largo de un año. O sea, estimo que se producirá una sustitución del medio de pago, pero no mayor consumo”, prevé un banquero, con respecto al plan anunciado por la presidenta Cristina Kirchner.


Según estiman en el sector, el consumo con tarjeta en 12 cuotas en los productos del plan es de alrededor de $ 1.000 millones mensuales. Como los bancos resignan un 20% de rentabilidad, estarían dejando de ganar $ 1.200 millones asumiendo que el nivel de consumo actual se mantenga. En un escenario en el que se incremente un 30%, estarían resignando $1.560 millones a lo largo de los seis meses del plan.


Tal como lo anticipó en exclusiva ayer El Cronista, incluye 12 cuotas sin interés de jueves a domingos sólo en producción nacional: calzado, indumentaria (calculan que será lo que más crezca, ya que es el tercer rubro de mayor venta con plásticos), motos (un sector en caída hasta ahora por la ausencia de financiación, por lo que podría repuntar), electro línea blanca (un mínimo porcentaje de estos productos son de origen nacional, por lo que no creen que mueva la aguja), materiales para la construcción (un rubro sensible que cuando se le pone cuotas comienza a moverse), bicicletas, muebles, marroquinería, ómnibus de larga distancia nacional y hoteles de hasta tres estrellas en la Argentina.


No incluye productos tecnológicos ni televisores, donde varias cadenas ya cuentan con 18 cuotas sin interés los fines de semana. En el mercado temen que, con este nuevo plan, la financiación gratis a un año y medio para la línea marrón desaparezca.


“El costo del fondeo hoy está entre el 13% y el 18%, dependiendo la composición de los depósitos de cada banco”, revela el directivo de otra entidad.


Por eso, el Banco Central les liberará de los encajes un 16% del volumen total de ventas. Si ese dinero lo colocaran en Lebac, obtendrían una tasa directa del 4%. Pero, además, los comercios deberán pagar a las entidades un 20% de TNA por la financiación (10% de costo directo), y a cambio recibirán el reintegro total de la compra a las 48 horas. O sea, los bancos lograrían en total una TNA del 24%. Para las tarjetas no bancarias buscarían producir un efecto similar a la liberación de encajes, por lo cual estarían analizando la participación en algún tipo de fideicomiso financiero de la mano del Nación.


Para los retailers, por su parte, esta iniciativa provoca una baja importante en el costo del dinero, ya que hoy pagan 45% anual de costo de fondeo. Con excepción de las cadenas de electro que, por su mayor poder de negociación, obtienen bonificaciones, por lo que logran una TNA del 26%. Los bancos, entonces, resignarán alrededor de un 20% del margen actual.


Si bien las entidades están alertas a no aumentar el límite de gastos con tarjeta, para evitar que la gente se tiente con las 12 cuotas y consuma por demás, originando una eventual mora, del otro lado ganan por el lado de asegurarse a la persona como cliente por un año más, pagando el resumen de cuenta y la renovación del plástico.


“No veo una explosión del consumo, ya que los préstamos personales bajaron del 48 al 38% anual y aumentaron menos de 15 puntos. Por otra parte, cuando el comercio absorbe la financiación de la cuota te incrementa el valor de venta del producto, para no salir perdiendo”, confiesa el ejecutivo de un tercer banco consultado.


Alejandro Banzas, de Reporte Económico, advierte que “los bancos se oponen a cualquier medida que implique condicionamientos a su rentabilidad. Es un momento que se preparan para soportar mayor incobrabilidad, y estas medidas no están dentro de lo que el sistema ve. Quizás la inteligencia sea reducir o mantener los límites de compra y en cuotas para contener la medida”.por MARIANO GORODISCH Buenos Aires



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!