Martes 25 de Junio de 2024

Hoy es Martes 25 de Junio de 2024 y son las 16:16 -

8.7°

SALTA

NACIONALES

23 de septiembre de 2014

Buscan que Nación autorice un bono por $1.800 millones

MENDOZA.-Hacienda lo gestionaba ayer en el Ministerio de Economía de la Nación. Iría a Plan Poda, pago a proveedores y capitalizar Aysam. Extienden la emisión de letras a $933 millones.


El fisco mendocino sediento de fondos para que la Provincia llegue al menos hasta fin de año sin sobresaltos abre tantos surtidores como le es posible.

Uno es la moratoria general de impuestos vigente, clave para saldar dos emisiones de letras por casi $210 millones, que además desde ayer se ampliaron a $933 millones.

Por eso mira con buenos ojos prorrogar el plan de regularización, pero sobre todo se apura a destrabar la colocación de un bono de deuda por $1.800 millones, decisivo para afrontar obligaciones contraídas en éste 2014, cuya demorada aprobación de la Nación mantenía en vilo a Hacienda y con gestiones en Buenos Aires.


Del total a colocar, $800 millones es el endeudamiento autorizado en el Presupuesto 2014 para gastos corrientes.

El resto se reparte entre un monto similar para capitalizar a una Aysam en desequilibrio financiero casi crónico y $200 millones a dividir 50/50 en concepto de subsidios para el Plan Poda y recursos para el Fondo de Transformación y Crecimiento. 


Ayer, el titular del Ministerio de Hacienda, Juan Antonio Gantus, mantenía reuniones con directivos de Nación Bursátil, eventual colocador del bono mendocino si finalmente sale, para analizar ajustes (plazo e interés) “en función de las condiciones del mercado”. Y posteriormente en el Ministerio de Economía, que debe dar el OK final.


Hay factores que apremian en busca de financiamiento urgente. A Hacienda se le vienen dos vencimientos de las series I y II del programa de letras emitido, el primero en octubre por $164 millones y los restantes $46 millones en noviembre que en principio prevé cancelar con los ingresos por la moratoria.

Y si bien las letras no se consideran técnicamente “deuda” (debe pagarse antes de fin de año), la posibilidad de no conseguir otras vías de financiamiento además del bono explica, no sólo la decisión de ampliar la emisión a $933 millones, sino la expectativa por alcanzar el objetivo reconocido por ATM con el plan general de facilidades de pago: recaudar $350 millones.


Regularizar el pago a proveedores y reimpulsar obra pública es el propósito reconocido. Desde Buenos Aires, Gantus, admitió que con letras “si bien se hizo un corte por una cuestión de tasa, se puede ampliar para cubrir desequilibrios estacionales de caja”.


No obstante, el funcionario consideró que, saldadas las dos primeras series por $210 millones en noviembre, difícilmente se emplee el total “considerando que para fin de año se necesita $1.500 millones para sueldos y aguinaldos”.


Al fijar el límite máximo, la resolución habilitante se basa en el 2,5% de la previsión de ingresos para el año fiscal, en este caso superior a los $37,3 mil millones. En consecuencia, descontadas las series ya ejecutadas, el Gobierno podría sumar hasta $722,8 millones.    


Moratoria: ¿sigue en octubre?

La decisión final está a la mano, pero desde el Gobierno provincial esperan señales favorables respecto al bono y que avance la semana antes de decidir una prórroga de la moratoria para contribuyentes mendocinos, cuyo plazo inicial es hasta el 30 de setiembre.

Es que constituye una fuente de dinero fresco nada despreciable: hasta el viernes se habían presentado unos 15 mil contribuyentes, que reportaron ingresos cercanos a $40 millones entre planes (con la primera cuota que vence el 18 de octubre se espera recaudar al menos $30 millones) y pagos de contado (poco más de $8 millones hasta la semana pasada), pero en el Ejecutivo apuestan a los $210 millones necesarios hasta fin de mes. 


“El gobernador nos pidió una herramienta para estimular a la economía provincial, por eso buscamos darle forma tal que no fuera inequitativo dentro de lo que implica una quita de intereses.

Sin dudas tiene efecto en la caja, pero  la meta es levantar las letras emitidas; si se llega a recaudar 350 millones serán bienvenidos”, se sinceró Gantus, quien no descartó del todo una prórroga del vencimiento (“en principio concluye el 30, pero la última palabra la tiene el gobernador”).


A última hora del lunes y al cierre de ésta edición, el titular de la cartera que maneja las finanzas provinciales seguía en la sede del Ministerio de Economía reunido con el equipo técnico del área. Hasta allí había llegado pasado el mediodía con la documentación técnica del bono y la confianza de que “Mendoza ha hecho los deberes”.

Fuente:Andes



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!