Hoy es lunes 19 de agosto de 2019 y son las 08:20 hs. ULTIMOS TITULOS: El ranking ATP: el argentino que entró en el Top 20 y quién es el nuevo número 5, a una semana del US Open / El Puma Rodríguez: ?Mi corazón estuvo por explotar y me reanimaron durante 45 minutos? / La sociedad: De Rossi y Marcone reconvierten el modelo de Alfaro / La vida después de Grondona: cómo hizo Arsenal para ser líder en la era moderna / Ni Pity ni Juanfer: el River de Gallardo mantiene el nivel más allá de los nombres / De las favelas al lujo de Real Madrid, el increíble camino de Vinícius Júnior / El amor secreto de Gilda que ella hizo canción, grabó de apuro y transformó en su gran hit / Consejos para el ministro: estabilizar el dólar y aclarar la situación fiscal / La foto íntima de El Polaco y Barby Silenzi que revolucionó las redes / Lacunza inicia su gestión con foco en el dólar, las reservas y los mercados / ¿Peligro de fuga? Nahir Galarza y el inquietante objeto que hallaron dentro de su celda / Marilyn Monroe: el misterio de las fotos ocultas de su cadáver desnudo / Mal momento: el accidente familiar que le impidió a Braian Cufré jugar en Vélez ante Lanús / De Rossi se dio el gusto: cómo vivió su primer partido con Boca en la Bombonera / Súper TC2000: la victoria de Rossi ilusiona a Toyota y preocupa en Renault / Una adolescente sanjuanina murió electrocutada en Punta Cana / Campeón en Cincinnati: el ruso Medvedev, un robot inagotable que no luce, pero hace mucho daño / Para la Rural, las PASO tuvieron "un costo demasiado alto" y pidió una revisión / Selección argentina. La vuelta de Marcos Rojo y varias sorpresas entre las listas de Scaloni y Batista / "Argentina, por el populismo, cada vez más cerca de Venezuela", arremetió Bolsonaro /

12 de agosto de 2019
Alberto Fernandez:Nunca fuimos locos gobernando

El candidato a presidente se mostró exultante por la amplia diferencia obtenida sobre el oficialismo. Prometió una etapa nueva.

Apuntó Alberto Fernandez en su primer mensaje.No mencionó a Macri ni a Cristina Kirchner, su compañera de fórmula, y se enfocó en un eje.

Por: Redacciòn FM Fleming"Magazine"


Tras el fallo dela jueza María Servini y las sospechas sobre el escrutinio, el ministro le aseguró al diputado que comenzaría la difusión del escrutinio con una carga de casi el 50%. A los minutos, ocurrió.

Recién a las 23.42 Alberto Fernandez se trepó al escenario: fue Kicillof, el otro gran ganador del domingo -derrotó, con holgura, a María Eugenia Vidal-, el que lo presentó como el "futuro presidente". Subió escoltado por Madres de Plaza de Mayo.

No mencionó a Macri ni a Cristina Kirchner, su compañera de fórmula, y se enfocó en un eje: "Se terminó el concepto de venganza, de grieta", apuntó. Abajo, los militantes que antes cantaron la marcha peronista, corearon "se siente, se siente Alberto presidente".

"Nunca fuimos locos gobernando", apuntó Alberto Fernandez para atravesar, sin estridencias, el tsunami electoral que lo tuvo, junto a Kicillof, como protagonista.

Fernández buscó espantar el fantasma de un regreso al pasado. "No venimos a restaurar un régimen, venimos a crear una nueva Argentina que tome en cuenta las mejores experiencias y que termine con este tiempo de mentiras", aseguró.

Sobre el escenario, se amontonaban Kicillof, Sergio Massa, Máximo Kirchner, Felipe Solá, Luana Volnovich y Verónica Magario. Antes se pasó un video enviado por la ex presidenta que pareció fuera de tiempo: alertaba sobre la demora de datos pero a esa hora, había datos oficiales.

Fernández reforzó otro eje destacado de su campaña, que encarará un gobierno federal, de "veinticuatro gobernadores y un presidente!". Juan Manzur, el jefe tucumano que fue uno de los más activos en la campaña, voló hasta Buenos Aires para sumarse al festejo.

Durante el sábado y el domingo, Fernández habló varias veces con los mandatarios: para tener un panorama previo de la elección y luego al terminar la elección para conocer datos y proyecciones.

Temprano, una boca de urna le auguró 11% pero, cauto, Alberto Fernández pidió que la difundan con menos margen: circuló, a media tarde, con una diferencia de 9 puntos. "Le bajamos dos puntos porque nos parecía mucho", confesó un operador.

Pasadas las 20, con datos de las mesas testigos, apareció una primera pista de 15 puntos de distancia. A todos, incluso al candidato, el número le parecía alocado.

Como en un deja vu invertido del 2015 el cálculo se consolidó al pasar las horas cuando empezaron a llegar datos de las provincias y los municipios del conurbano: las victorias parciales no podían no dar, en la suma, más que un triunfo aplastante.

Ocurrió en 2015 con la ola amarilla que llevó a María Eugenia Vidal a la gobernación contra Aníbal Fernández. El peronismo lo palpitó, esta vez desde otra trinchera, cuando caían datos sobre triunfos en Quilmes, Tres de Febrero o, entre otros municipios, La Plata.

"El cambio no eran ellos, el cambio somos nosotros!, exclamó el candidato y aseguró que "una vez más vamos a arreglar lo que otros hicieron mal", en referencia al rol que le tocó, según la épica PJ, al peronismo que reaparece después de las grandes crisis.

"Nos dieron la confianza y sabemos el compromiso que tenemos por delante", aseguró Fernández que habló como si no tuviese, por delante, la general del 27 de octubre.

Falta, claro, esa escala formal pero -dicen en el Frente de Todos- el peso del resultado indica que no hay manera de que Juntos para el Cambio lo pueda dar vuelta.

Al finalizar los discursos, Fernández regresó al VIP del tercer piso: allí se quedó con su pareja, Fabiola y su hijo Estanislao.Estuvieron, también, el periodista Alejandro Dolina, Alberto Iribarne y su staff de campaña: su vocero Juan Pablo Biondi, Santiago Cafiero y Miguel Cuberos, entre otros.

Ese fue el equipo que lo escoltó en este mes y medio, y con el que diseñó el proceso que ayer le dio la victoria y que, más temprano, lo obligó a estar listo para dar señales de tranquilidad.

Pero el planteo, a priori, es el que hizo en público: "La calma la tiene que dar Macri que es el presidente", dijo sobre la posible reacción de los mercados este lunes. El domingo, en el circuito virtual de divisas, el dólar experimentó una suba.

Hubo, además, autoelogios por el proceso de unidad peronista que derivó, números en la mano, en una matemática positiva: finalmente, a juzgar por el resultado, la incorporación de Masas y el PJ territorial, sirvió para ampliar el caudal electoral.

Massa, el segundo en hablar luego de Máximo Kirchner, habló de una "ola de esperanza" y apuntó que "los argentinos que quieren la patria unida le pusieron un límite a los que toman las decisiones desde una oficina fuera de la Argentina".

"Esto no es un River-Boca donde uno gana y otro pierde. Se asumen responsabilidades. Tenemos que tener muy en cuenta esto. Tenemos que tener y pedirle al Gobierno poder llevar adelante una campaña limpia, lejos de la agresividad", sostuvo Máximo Kirchner.

Fue el primero en hablar en los festejos en el búnker del Frente de Todos, y aseguró que un posible gobierno desde el 10 de diciembre no se tratá de "reconstruir lo que fue, sino de construir lo que viene".

Fernández buscó espantar el fantasma de un regreso al pasado. "No venimos a restaurar un régimen, venimos a crear una nueva Argentina que tome en cuenta las mejores experiencias y que termine con este tiempo de mentiras", aseguró.

Sobre el escenario, se amontonaban Kicillof, Sergio Massa, Máximo Kirchner, Felipe Solá, Luana Volnovich y Verónica Magario. Antes se pasó un video enviado por la ex presidenta que pareció fuera de tiempo: alertaba sobre la demora de datos pero a esa hora, había datos oficiales.

Fernández reforzó otro eje destacado de su campaña, que encarará un gobierno federal, de "veinticuatro gobernadores y un presidente!". Juan Manzur, el jefe tucumano que fue uno de los más activos en la campaña, voló hasta Buenos Aires para sumarse al festejo.

Durante el sábado y el domingo, Fernández habló varias veces con los mandatarios: para tener un panorama previo de la elección y luego al terminar la elección para conocer datos y proyecciones.

Tras el fallo dela jueza María Servini y las sospechas sobre el escrutinio, el ministro le aseguró al diputado que comenzaría la difusión del escrutinio con una carga de casi el 50%. A los minutos, ocurrió.

Recién a las 23.42 Alberto F. se trepó al escenario: fue Kicillof, el otro gran ganador del domingo -derrotó, con holgura, a María Eugenia Vidal-, el que lo presentó como el "futuro presidente". Subió escoltado por Madres de Plaza de Mayo.

No mencionó a Macri ni a Cristina Kirchner, su compañera de fórmula, y se enfocó en un eje: "Se terminó el concepto de venganza, de grieta", apuntó. Abajo, los militantes que antes cantaron la marcha peronista, corearon "se siente, se siente Alberto presidente".

"Nunca fuimos locos gobernando", apuntó Alberto F. para atravesar, sin estridencias, el tsunami electoral que lo tuvo, junto a Kicillof, como protagonista.



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








SALTA

7.8°C

Soleado

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

DESPERTAR EN TANGO

de 07.00 a 09.00

 

El evangelio de hoy

 

La iglesia recuerda a San Juan Bautista -Evangelio de hoy según San Lucas ( 1, 57-66. 80.) - Jesùs dijo:«El nacimiento de Juan Bautista. Juan es su nombre.»

Resultado de imagen para imagenes evangelio El nacimiento de Juan Bautista. Juan es su nombre.

Luz para alumbrar a las naciones.¿Serías capaz de percibir en un niño pobre la luz para iluminar a las naciones?

Resultado de imagen para imagenes de velas alumbran en movimiento

 

TAPAS DE DIARIOS

 

 

 

 

 

 

RadiosNet