Lunes 29 de Noviembre de 2021

Hoy es Lunes 29 de Noviembre de 2021 y son las 07:47 ULTIMOS TITULOS:

11.8°


LOCALES

1 de octubre de 2019

En Salta hay un 41,8% de pobres

Salta es el cuarto distrito más pobre del país

La Provincia llegó a su pico más alto desde que el nuevo Indec empezó a medir ese indicador en 2016.

El nivel de pobreza medido en términos de ingresos económicos en Salta llegó a su pico más alto desde que el nuevo Indec empezó a medir ese indicador en 2016. De acuerdo al estudio que publicó ayer el organismo nacional de estadísticas y censos con referencia al primer semestre de este año, en la capital salteña y municipios colindantes al 41,8% de la población no le alcanza el dinero para satisfacer necesidades básicas.

En este aglomerado hay 262.071 personas bajo la línea de la pobreza. Son 27.000 ciudadanos más de los que estaban en esa condición a finales del año pasado, cuando la tasa que mide el Indec era del 37,7%.


Salta es el cuarto distrito más pobre del país por detrás de Concordia (Entre Ríos), que llegó al 52,9% de pobreza; Resistencia (Chaco), con el 46,9% y Santiago del Estero, con el 44,8%.

Si se compara el reciente informe con lo que ocurrió en el primer semestre de 2018, la pobreza en ese año que transcurrió aumentó 15 puntos porcentuales en Salta. A nivel nacional, la misma relación interanual arrojó un crecimiento de 8 puntos.

Del total de los salteños del área Metropolitana que son pobres, el 7,7% están en una condición peor porque no llegan siquiera a ese nivel sino que bajaron a la categoría de indigencia. El porcentaje aumentó en casi dos puntos en comparación al segundo semestre de 2018. Son 48.470 personas en esa situación desesperante.

La pobreza tiene varias caras de acuerdo al cristal con que se la mire. No es lo mismo una familia con ingresos insuficientes para llevar una vida digna en Capital Federal que en un asentamiento de la ciudad de Salta, por ejemplo, donde las condiciones estructurales son mucho más precarias. Ni hablar lo que ocurre en las localidades del norte o noreste de la provincia, donde el Indec no lleva a cabo los estudios como el que se presentó ayer, pero son lugares donde, sin dudas, la gente la pasa mucho peor.

Ese tipo de situaciones de precariedad se las puede conocer mediante los relevamientos de pobreza multidimensional como el que realiza Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde) dependiente de la Unsa, que contempla otros factores distintos a los ingresos económicos, como el acceso a la protección social, empleo, vivienda, acceso al agua y al saneamiento básico, entre otras. Bajo ese formato de estudio, que es el que se utiliza en los países más desarrollados del mundo porque es el que permite conocer mejor la realidad, en Salta hay un 51% de personas pobres (unos 700 mil habitantes) según el Ielde, mientras que la media nacional es del 40%.

El Indec mide la pobreza de acuerdo a los ingresos monetarios. Para el caso del último estudio que presentó el instituto se hizo sobre el primer semestre de este año, que terminó con una valoración de la canasta básica total de $31.148. Ese monto era lo que una familia tipo de cuatro integrantes tenía que gastar en junio para satisfacer las necesidades elementales de alimentación y otros bienes básicos.

Involución

En el segundo semestre de 2016, cuando se empezó a medir los índices de pobreza monetaria, en el aglomerado Salta el 33,2% de la población estaba en esa condición. Desde ese punto la tasa empezó a descender hasta llegar al mínimo de 24,8% en el segundo semestre de 2017, pero el viento de cola duró poco ya que a partir de la primera mitad de 2018 el indicador aumentó hasta el vergonzoso 41,8% actual.

 
Hay 262 mil personas que no llegan a cubrir las necesidades básicas. 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!