Lunes 22 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 22 de Julio de 2024 y son las 22:48 -

12.6°

SALTA

16 de febrero de 2020

Juan Ignacio Londero​ perdió semifinales ante Casper Ruud

Juan Ignacio Londero

Juan Ignacio Londero​ perdió en semifinales por 4-6, 7-5 y 6-1 ante el noruego Casper Ruud, octavo preclasificado, y el torneo se quedó sin representantes nacionales.

El Argentina Open se quedará otra vez con las ganas de coronar un campeón local. El honor de haber sido el último tenista celeste y blanco en levantar el trofeo sobre el polvo de ladrillo del Buenos Aires Lawn Tennis seguirá siendo, al menos por un año más, de David Nalbandian, ganador en 2008. Porque este sábado, poco después de conocerse el retiro de Diego Schwartzman, Juan Ignacio Londero​ perdió en semifinales por 4-6, 7-5 y 6-1 ante el noruego Casper Ruud, octavo preclasificado, y el torneo se quedó sin representantes nacionales.

El sol pegaba fuerte cuando el cordobés, 69° del ranking, salió a la cancha para buscar el pase a la final. Durante el encuentro, la sensación térmica llegó a superar los 30 grados. Y el calor no lo ayudó. Porque tras un arranque muy sólido, el argentino empezó a perder energía y a sentir molestias en sus piernas. Y el partido se le hizo cuesta arriba.


Londero se llevó sin muchos problemas el primer set, tras conseguir un quiebre en el tercer game para ponerse 2-1 y luego mantener esa pequeña ventaja hasta el final con un buen juego de servicio. 

El cordobés mantuvo la intensidad en el arranque del segundo parcial. Con un nuevo break, se adelantó 5-3 y tuvo la chance de sacar para sellar la victoria. Entonces todo cambio. Un poco por mérito de Ruud, que presionó cada vez más. Pero también porque los problemas físicos mermaron el ímpetu del argentino. 

El noruego, 45° del ranking, recuperó el quiebre y en el 12° game, ante un Londero que no podía desplazarse por la cancha, concretó otro break y se llevó el set.

"No puedo más. Si sigo me acalambro", le repetía una y otra vez Londero a su banco en el descanso previo al tercer capítulo, mientras esperaba el regreso de Ruud, que había ido al baño. Su equipo le alcanzó lo que parecía ser una bebida energizante, pero el cordobés, sentado en su silla, cabizbajo, hacía gestos de negación. Igual, saltó otra vez a la cancha para el capítulo decisivo. 

Ruud irá por el título ante el portugués Sousa. Foto Prensa Argentina Open

Carlos Berlocq: “Soy un agradecido y sé que le debo la vida a este deporte
Ruud se llevó el primer game de ese set y en el siguiente, se adelantó 0-40 ante un Londero al que las piernas parecían no responderle. Entonces el cordobés tuvo un respiro cuando el partido se detuvo porque dos espectadores se descompusieron por el calor en distintos sectores de la tribuna.

Fue nada más que un susto. Porque mientras Ruud corría de un lado a otro de la cancha para alcanzarles botellitas de agua -un gesto muy aplaudido por la gente- y Londero les enviaba también algunas bebidas energizantes -el cordobés le pidió a una persona del público que las llevara, otro signo de lo que le costaba moverse-, los paramédicos atendieron a los dos fanáticos y los escoltaron afuera del estadio.

El calor y las molestias físicas limitaron a Londero, que llegó a sacar para el partido en el segundo set y terminó perdiendo en el tercero Foto EFE/ Fabián Mattiazzi

El calor y las molestias físicas limitaron a Londero, que llegó a sacar para el partido en el segundo set y terminó perdiendo en el tercero Foto EFE/ Fabián Mattiazzi

El parate le sirvió un poco al argentino, que volvió un poco más suelto y salvó dos set points. Pero Ruud convirtió el tercero, ganó su séptimo game al hilo y casi sentenció el partido.

Londero sacó fuerzas de donde no tenía para intentar dar vuelta la historia. Llegó a ganar un juego más con su saque, pero Ruud volvió a quebrar en el sexto game para adelantarse 5-1 y luego selló el triunfo y el pase a la final, la segunda de su carrera.

Este domingo a las 15 irá por su primer título ante el portugués Pedro Sousa, el finalista inesperado. Número 145 del ranking, Sousa, de 31 años, accedió al cuadro principal como lucky loser y superó al argentino Facundo Díaz Acosta, al eslovaco Jozef Kovalik y al brasileño Thiago Monteiro antes de recibir el pase a su primera final ATP por la baja de Schwartzman. 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!