Sábado 1 de Octubre de 2022

Hoy es Sábado 1 de Octubre de 2022 y son las 17:53 - El romántico mensaje de Abel Pintos para su esposa: ?Un cariñito no le hace mal a nadie? / Suspendido encuentro Colo Colo-Católica en Chile tras derrumbe de estructura / Mueren tres militares en méxico en accidente de helicóptero / San Lorenzo venció por 1-0 a Huracán como local en la Liga Profesional Argentina / El mensaje de Mauricio Macri a Juliana Awada por el lanzamiento de su libro: ?Felicitaciones, hechicera? / Reapareció Máximo Kirchner con críticas a Macri y pidió que ?deje de comportarse como un patrón? / Lionel Messi en PSG - Niza, en vivo: el minuto a minuto del partido por la fecha 9 de la Ligue 1 / Manifestación de fe. ¿Cómo se vive desde adentro la peregrinación a Luján? / El regalo con el que Tom Cruise quiso atraer a David Beckham a la cienciología / ?Paradoja del esfuerzo?. Por qué hacer cosas difíciles nos hace sentir tan bien / Golpe al Kremlin: Ucrania recupera Lyman, un enclave estratégico en una región anexada por Rusia / Guerra Rusia-Ucrania, en vivo: últimas noticias del conflicto y el minuto a minuto / Deportivo Madryn venció por 2-0 a Sacachispas como local en la Primera Nacional / Almagro venció por 1-0 a Independiente Rivadavia como local en la Primera Nacional / Caracas anuncia liberación de dos venezolanos en EEUU en canje por estadounidenses (Gobierno) / Mayar Sherif logra en Parma el primer título WTA de una tenista egipcia / Las insólitas excusas de los conductores en los controles de alcoholemia de la Ciudad / Paulo Dybala marcó un golazo y salió lesionado tras chocar con Lautaro Martínez en el triunfo de Roma sobre Inter como visitante por la Serie A / Martín Fierro a la Radio 2022: la ceremonia, en vivo / ¿Lula o Bolsonaro? Tres amigos brasileros, tres votos distintos para las elecciones: sus razones y cómo viven la grieta /

25.6°

SALTA

DEPORTE

18 de enero de 2021

El Athletic despierta al Barça y se lleva la Supercopa

El Athletic, campeón de la Supercopa de España 2021 RFEF

Un golazo de Williams en la prórroga da el título a los vascos y frustra la evolución de un Barça que paga sus imperfecciones

Los trofeos menores los carga el diablo. Pueden acabar con entrenadores (Ernesto Valverde, hace justo un año) o con las ilusiones prematuras de equipos poco hechos aunque con unas ganas tremendas de exorcizarse (el Barça de Koeman). La Supercopa de España la ganó el Athletic, un club que se reivindica grande con toda la razón del mundo aunque deba esperar cada vez más tiempo hasta encontrar sus momentos para demostrarlo. La Copa y la Supercopa son sus escenarios predilectos y suda sangre para quedárselos. Fue emocionante asistir a su rebeldía, recuperada de la mano de Marcelino, que ha caído de pie en Bilbao.

El partido, típica concesión también de los trofeos llamados menores, tuvo factura antigua: goles, emociones, momentos para los dos equipos, una prórroga trepidante y hasta una expulsión de Messi por deferencia de un arbitraje que acabó simpatizando con el Athletic a la hora de repartir tarjetas. El desenlace de la competición no sonrió al Barça, un equipo todavía con demasiados defectos pero que ha recuperado su orgullo y un espíritu competitivo que había extraviado. Le falta calidad y le sobra bisoñez, peaje inevitable cuando se entra en procesos de regeneración tan radicales.

Goles, emociones, prórroga... y hasta roja a Messi
El partido, típica concesión también de los trofeos llamados menores, tuvo factura antigua
El Athletic se desenvolvió mejor en la fase inicial de un partido que empezó soso de solemnidad. Los vascos se agarran a estos partidos como a la vida y lo quisieron demostrar de salida. Apartados de objetivos como la Liga desde hace décadas, la Copa y en segundo término la Supercopa son su gran oportunidad de decir aquí seguimos estando, con nuestra manera de ser, remando contra el sino de los tiempos, solo fichajes de proximidad y de aquí al fin del mundo.

Mientras Dembéle y Messi, que finalmente jugó después de tanto misterio, no lograban desbordar, en el otro bando Muniain y sobre todo Williams ofrecían mejores sensaciones. El segundo, en una jugada premonitoria, le ganó la espalda a Lenglet con mucha facilidad en una acción en la que el central francés vio la amarilla. No está bien Lenglet, al contario que Araújo, y esa cartulina empeoró las cosas, acentuando la inseguridad con la que vive últimamente los partidos.

 El defensa del FC Barcelona, Óscar Mingueza (i), golpea el balón ante el centrocampista del Ahtletic, Raúl García, durante el encuentro correspondiente a la final de la Supercopa de España que disputan hoy Domingo en el estadio de la Cartuja de Sevilla. EFE/Jose Manuel Vidal.

GRAF2690. SEVILLA.17/01/2021. El defensa del FC Barcelona, Óscar Mingueza (i), golpea el balón ante el centrocampista del Ahtletic, Raúl García, durante el encuentro correspondiente a la final de la Supercopa de España que disputan hoy Domingo en el estadio de la Cartuja de Sevilla. EFE/Jose Manuel Vidal.

Mingueza intenta un centro por la derecha  EFE


De repente, a cinco minutos de la pausa, al partido le dio un ataque de vergüenza y se electrizó. Contra pronóstico inauguró el marcador el Barça. La jugada llegó fruto de un automatismo que los hijos de Messi y Alba deben hacer en el comedor de su casa de tanto vérsela a sus padres. Esta vez sin embargo el tradicional centro hacia atrás del lateral lo cazó Griezmann, ya que al argentino, destinatario inicial, no enganchó bien el balón. El tanto del empate llegó tan pronto que pareció pertenecer a otro partido más divertido. Un desmarque y posterior centro de Williams cogieron al Barça distraído y festejando aún, lo que aprovechó De Marcos para batir a Ter Stegen. Marcelino, que se ha hecho pronto con el Athletic pese a las reticencias iniciales de la parroquia bilbaína, empezó a dar sus botes característicos por la banda. Volvería a hacerlo de madrugada.

La segunda mitad ganó en vistosidad y emoción. Messi perdió el miedo a una recaída y pidió más el balón y el Athletic se desacomplejó del todo. Lo hizo de tal manera que un gol de Raúl García tras un servicio de falta lateral de Muniain subió al marcador hasta que lo anuló el VAR por fuera de juego.

 Agotados por el esfuerzo intersemanal, el partido se fue descosiendo y alborotando a falta de que uno de los dos equipos lo rematara antes de llegar a la prórroga. Lo hizo el Barça confirmando a Griezmann como candidato fallido a triunfador de la noche y a Alba como mejor actor secundario. Fue el lateral de nuevo desde su banda quien metió en el corazón del área el centro que remató de primeras y raso el francés.

Trató de rebelarse un ejemplar Athletic contra su destino en busca de la heroicidad. Porfió hasta conseguirlo, honrando su historia y fama seculares. Tras desaprovechar el Barça un bello contragolpe facturado en manada pero no definido por De Jong, el equipo de Koeman estuvo torpe provocando faltas laterales. Lenglet le regaló una al rival. Muniain, convertido en delineante, se la puso a Villalibre, que hizo enloquecer a los suyos.

Celebrate score of Antoine Griezmann of Barcelona during the Spanish SuperCup Final between Futbol Club Barcelona and Athletic Club Bilbao at La Cartuja Stadium on January 17, 2021 in Sevilla, Spain.#{emoji}13; AFP7 #{emoji}13; 17/01/2021 ONLY FOR USE IN SPAIN

Griezmann firmó un doblete estéril  EP


La prórroga, segunda consecutiva para el Barça, empezó al revés para los azulgrana. Williams la inauguró con un gol extraordinario y definitivo. Conectó un derechazo desde el vértice del área grande que, de vuelo enroscado, alcanzó la escuadra del lado puesto. Una maravilla. Koeman, que había sustituido a Dembélé para perder tiempo, se quedó sin uno de sus argumentos ofensivos para voltear la situación, dando entrada sucesivamente a Braithwaite, Pjanic y de nuevo a Riqui Puig para liderar una revolución en un partido que contuvo muchas, y eso que había empezado soso.

La prórroga estuvo a la altura. Fue una tortura psicológica para el espectador parcial, un intercambio de golpes del que salieron vencedores los vascos. Messi, expulsado por primera vez, se fue del campo sin poder levantar un trofeo que el barcelonismo había interpretado como el posible inicio de algo. Deberá esperar. 2021 se resiste a desengancharse del infausto 2020

Ficha técnica
2 - Barcelona: Ter Stegen; Dest (Mingueza, m.46), Araujo, Lenglet (Trincao, m.115), Alba; De Jong, Busquets (Riqui Puig, m.97), Pedri (Pjanic, m.88); Dembélé (Braithwaite, m.88), Messi, Griezmann.

3 - Athletic: Unai Simón; Capa (Berenguer, m.80), Yeray, Íñigo Martínez (Unai Núñez, m.95), Balenziaga (Lekue, m.83); De Marcos, Vencedor (Mikel Vesga, m.80), Dani García, Muniain; Raúl García (Villalibre, m.83), Williams (Morcillo, m.115).

Goles: 1-0, M.40: Griezmann. 1-1, M.42: De Marcos. 2-1, M.77: Griezmann. 2-2, M.90: Villalibre. 2-3, M.93: Williams.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité Extremeño). Expulsó con roja directa al barcelonista Messi (m..120), por agredir a Villalibre, tras consultar la videopantalla a pie de campo después de ser avisado por el VAR. Además, amonestó por el Barcelona a Lenglet (m.11) y Jordi Alba (m.114), y por parte del Athletic a Dani García (m.67), Villalibre (m.109) y Morcillo (m.110).

Incidencias: Final de la Supercopa de España, disputada a puerta cerrada en el estadio sevillano de La Cartuja. Césped en perfecto estado.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!