Lunes 17 de Enero de 2022

Hoy es Lunes 17 de Enero de 2022 y son las 21:29 ULTIMOS TITULOS:

22.8°

SALTA

POLITICA

10 de febrero de 2021

El Gobierno prometió paritarias sin techo

Santiago Cafiero: no habrá limitaciones para las negociaciones paritarias

El Gobierno le ratificó a los gremios que se negociarán paritarias “sin techo” y que quiere “que los salarios crezcan por encima de la inflación”.

Santiago Cafiero fue claro en el inicio de la reunión del Gobierno con los jefes sindicales, en el primer capítulo del plan oficial para alinear precios y salarios con el objetivo de contener la inflación. El jefe de Gabinete rompió el hielo y les ratificó así, cara a cara, a los líderes gremialistas que Alberto Fernández no impondrá condiciones a la discusión salarial, en una amplia convocatoria que en la Casa Rosada se esforzaron por aclarar que "no es sólo para la foto".

El clima de la reunión en el Museo del Bicentenario, según coincidieron desde ambos lados, "fue muy bueno". Sucede que los gremios, que llegaban con cierta incertidumbre por la propuesta oficial, se fueron con la promesa del Gobierno de que el ajuste en los salarios no será la herramienta para contener la inflación.

Y no se quedó ahí: además, en línea con los dichos de Cafiero en privado, luego públicamente el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, reiteró que "un gobierno peronista no le fija techo a las paritarias" y sorprendió al renovar públicamente el compromiso oficial de que "los salarios crezcan por encima de la inflación, como dice el Presupuesto".

Cafiero y Moroni estuvieron rodeados por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el grueso del Gabinete económico: la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

El Gobierno logró la convocatoria amplia que pretendía, con la llegada de los jefes de la CGT Héctor Daer y Carlos Acuña, y parte de la cúpula de la central: Antonio Caló (UOM), Gerardo Martínez (UOCRA), Andrés Rodríguez (UPCN), Armando Cavalieri (Comercio), Víctor Santa María (Porteros) José Lingeri (Obras Sanitarias) y Sergio Romero (UDA). También se sumaron Hugo Yasky, de la CTA Trabajadores, y Ricardo Peidró (CTA Autonoma).

Al igual que el bancario Sergio Palazzo, quien ya se aseguró el cierre de su paritaria, y el camionero Hugo Moyano, quien no se mostró en la previa por los pasillos de la Casa Rosada y optó por enfilar directo al Museo del Bicentenario.

No se avanzó en cuánto al número de recuperación del salario, aunque Héctor Daer y Hugo Yasky, al retirarse de Casa Rosada, deslizaron que oscilará entre dos y cuatro puntos por encima de la inflación. Con una inflación prevista por el Gobierno en torno al 29 por ciento, pero con privados que aseguran que rondaría el 50%, tampoco se planteó de qué manera instrumentarlo.

En ese sentido, Moroni descartó que se vaya a apelar a la cláusula gatillo ("No es adecuada") pero admitió la posibilidad de que se habiliten "criterios de revisión de convenios en caso de ser necesario". 

Los funcionarios del Gobierno no sintieron el encuentro como una concesión, sino que se retiraron por demás satisfechos del primer encuentro que continuará este jueves con los empresarios. "No quisimos establecer objetivos sino plantear una metodología de trabajo y proponer un intercambio de posturas para luego tratar de acercar posiciones", explicaron fuentes oficiales a este diario.

Es que si bien en la previa Daer pidió que los trabajadores tengan "recuperación salarial", también dejó entrever la predisposición de los gremios para colaborar con el Gobierno para tejer un plan "que vaya reduciendo la inflación".

Puertas adentro, según reconocieron fuentes oficiales, también mostraron buena predisposición. "Cuenten con nosotros. Somos optimistas para que este año mejore la situación general y de los trabajadores en particular", dijo uno de los gremialistas. A pesar de los matices entre los distintos actores del sindicalismo, el Gobierno confía en que va a tener "el apoyo de todo el movimiento obrero porque armonizar precios y salarios es una necesidad del país".

Al cabo de la cita, Daer fue conciliador. "Se nos convocó con tres pilares: recuperación del salario, bajar la inflación y generar las condiciones políticas para ir acompasando con los valores del Presupuesto el desarrollo de la economía, en lo que tiene que ver con precios y salarios. Las paritarias no tienen ni piso ni techo, pero sí vamos a tener un año calendario de enero a diciembre donde la recuperación será con respecto a la inflación", dijo, en una señal de que al menos desde la CGT harán su aporte. Otro detalle: el jefe de la CGT volvió a plantear la necesidad de que sean "los formadores de precios" quienes hagan su aporte a contener la inflación. Justo horas antes de que Alberto F. recibiera a las autoridades de la Mesa de Enlace. 

La expectativa oficial es que, al cabo de las negociaciones, no falte nadie en el encuentro tripartito que se gesta para fin de mes. "No queremos una foto sino generar un esquema de trabajo para todo el año", aclararon. Para este jueves, con los empresarios, en el Gobierno admiten que el desafío será mayor. 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!