Jueves 18 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 18 de Abril de 2024 y son las 13:12 -

20.2°

SALTA

CULTO

6 de abril de 2023

El Triduo Pascual

Por: Redacciòn FM Fleming"Magazine"

La mayor festividad religiosa comenzó este jueves con la misa que recuerda la Última Cena de Jesús y el lavatorio de pies, en la Catedral Basílica.


En la celebración de la Última Cena y el lavatorio de pies, monseñor también pidió respeto por "la vida humana naciente", por los jóvenes, niños, enfermos y marginados.

"Es necesario estar en comunión con él (Jesús), tenemos que pedirle que nos lave los pies, él llega hasta abajo para levantarnos y ponernos de pie, para que podamos caminar, ese es el misterio de Dios y que celebramos en esta Eucaristía y lo hacemos con entusiasmo", expresó el sacerdote.
El mensaje a la comunidad cristiana continuó: "Puedo permanecer indiferente a eso, puedo, pero cuanto más consciencia podamos tener de nuestras fallas, más seguro tenemos que estar de que el Señor va a perdonarnos, si nosotros queremos".
"Hoy nos toca a nosotros lavarle los pies a la humanidad, es importante que los cristianos se hagan testigos de la vida humada, hasta el fin del mundo", siguió Cargnello en su homilía.

Luego, monseñor pidió respeto por el amor "a la vida humana naciente", respeto por los jóvenes, niños y enfermos. "Por los abandonados y los marginados, respeto por nuestras familias, por nuestra patria".

 

Remarcó que "solo el amor es el motor de la historia humana, el odio es el motor de la destrucción", y pidió que "no nos nos cansemos de hacer el bien, de tender puentes y romper enfrentamientos".

 Cargnello luego procedió al ritual del lavado de pies. "Este gesto lo que hace es poner en vida lo que acontece en el rito de la Eucaristía, pan que es el cuerpo de Cristo y vino que es la sangre de Cristo".

"Eso -continuó- se tiene que hacer vida en la vida nuestra, en la medida que somos capaces de asumir lo que nos enseña Jesús en el evangelio. Jesús le dijo a sus apóstoles, deben lavarse los pies unos a otros, les he dado el ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes".

Tras la homilía, el Monseñor procedió al tradicional ritual del lavatorio de pies, que recuerda cuando Jesús hizo lo propio con sus discípulos en la noche de la última cena, antes de ser entregado para luego ser crucificado.

En esta oportunidad, el lavatorio fue para personas adultas mayores, hombres y mujeres, que se sentaron delante del altar.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!