Lunes 26 de Febrero de 2024

Hoy es Lunes 26 de Febrero de 2024 y son las 07:34 -

19.2°

SALTA

ACTUALIDAD

7 de febrero de 2024

Los alimentos en Argentina son más caros que en el mundo

En las últimas semanas, las quejas por los aumentos se multiplicaron y eso se reflejó en una caída del consumo

Si comparamos con Italia los precios son más convenientes que en Argentina. En nuestra República:“Nadie sabe cuánto valen las cosas”.

Mucho se habla sobre que la Argentina se encareció en dólares en los últimos tiempos. La suba de lo alimentos es uno de los temas que más preocupa. ¿Cuánto cuestan en Italia?

El cocktail de alta inflación más devaluación alteró la relación de precios en la Argentina. Es común escuchar una frase que ilustra el momento actual: “Nadie sabe cuánto valen las cosas”. Es cierto. En un contexto de crisis económica de gran magnitud, todas las variables están descontroladas. La impresión que se tiene tras la suba del tipo de cambo de diciembre y los ajustes de las listas que las empresas mandaron a los comercios es que la Argentina se encareció fuerte.

Esto se agrava porque los salarios, salvo los de algunos gremios poderosos, no tuvieron la actualización que les permita mantener el poder adquisitivo. Dicho de otra manera, los sueldos se abarataron en dólares. Uno de los rubros más sensibles al golpe al bolsillo es el de los alimentos.

En las últimas semanas, las quejas por los aumentos se multiplicaron y eso se reflejó en una caída del consumo que, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) fue de 37,1% en enero.
Para tener una dimensión de lo que pagan los argentinos por determinados productos en supermercados o almacenes sirve la comparación con otros países.

En relevamientos realizados en comercios argentinos y negocios de Italia se encuentran ejemplos que pueden sorprender, aunque hay que tener en cuenta la gran dispersión de precios que hay en la Argentina por lo que los valores tomados pueden variar respecto a los que se encuentran en otros comercios.

Un producto típico de ese país, como el aceite de oliva es un punto de referencia. Argentina también produce este producto, aunque sin la fama mundial del itálico. Incluso, aunque esto sea más polémico, de una calidad inferior o no tan reconocida. El litro de este aceite en Italia se consigue a partir de los 7 euros y hay mucha variedad hasta los 11 euros. En moneda argentina equivalen a $6.700 y $9.500, al cambio oficial. Hay más caros, pero estos son valores razonables. En cambio, en la Argentina, en el supermercado Jumbo, marcas como Cuisine & Co o El Cortijo cuestan unos $22.000 por litro. 


El aceite de oliva, un producto de referencia.
Si se toma la cotización de cambio paralelo (el euro blue está en $1.214), el precio del litro en Italia sube a $13.000.Otro producto emblemático italiano son los quesos, como provolone o parmesano. En italia, el kilo de algunos de esta variedad ronda los 19 euros, unos $17.000 argentinos. En la Argentina, marca nacionales cuestan unos $10.000 el kilo.

Si bien en Italia es más caro hay que tener en cuenta la diferencia de los ingresos. En la Argentina, el salario mínimo con unos US$183 al cambio oficial o US$135 al “blue”. En tanto, en Italia, si bien no hay un salario mínimo general, los sueldos de los principales sectores industriales o comerciales parten de los 1.200 dólares, entre 7 y 9 veces más que en Argentina. El poder de compra de estos ingresos es mucho mayor y sólo pagan menos del doble de los que cuesta en la Argentina comprar una kilo de queso duro.

Un kilo de arroz en Italia cuesta 2,69 euros (2.300 argentinos), mientras que en Argentina ronda un valor similar o más caro según la marca. El Molinos Ala vale $3.350 y el Gallo Oro supera ese precio. Un litro de leche italiana tiene un precio de $1,25 euros ($1.114) contra $965 de un litro de La Serenísima.

 

El kilo de tomate triturado que se vende en botella en Italia tiene un valor de 1.85 euros ($1.649) y en Argentina hay que pagar $2.000. Hay otros ejemplos que no sólo muestran la paridad de precios sino que además explican los niveles de proteccionismo que hay  en la Argentina y, también, rentabilidad de los comercios.

Una lata de salsa de tomate Mutti vale en Italia 1,99 euros ($1.770) y en la Argentina, una lata de La Campagnola cuesta $1.050. Lo curioso es que la lata de Mutti, en la Argentina, se vende en $6.800.

Poca diferencia entre una salsa italiana y una argentina.

Los paquetes de fideos Barilla (penne rigate o spaghetti) se consiguen en promoción en Italia por 69 centavos de euros ($615), aunque su precio normal es de 1,25 euros. En la Argentina se venden en alrededor de $6.000. Un paquete de fideos nacionales, por ejemplo Cica, valen 1.100, más caros que los Barilla en Italia.

Acá se ve cómo se encarecen lo productos importados que no funcionan como competencia para los nacionales para alentar la baja de precios 

Los fideos secos de una marca premium están muy por debajo de lo que se paga en Argentina.

El dato más curioso tiene que ver con un producto argentino. En supermercados de Italia se venden langostinos de la costa patagónica argentina.  A diferencia de lo que sucede con el encarecimiento de los fideos o latas de tomate italianas en la Argentina, el valor es  similar al de acá.

El precio por kilo es de 34 euros, unos $30.000 argentinos, mientras que en las pescaderías porteñas el valor es variado, pero ronda entre $27.000 y $30.000.

Curioso precio de los langostinos argentinos en Italia.

Es decir, los italianos no sufren recargos desmedidos para consumir productos importados de otros países y pagan los  mismo que cuesta en Argentina pero  con unpoder adquisitivo mucho mayor. 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!