Miércoles 8 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 8 de Diciembre de 2021 y son las 16:18 ULTIMOS TITULOS:

25.6°


VATICANO

22 de junio de 2020

Benedicto XVI regresó al Vaticano tras un sorpresivo viaje a Alemania en plena pandemia

Papa Benedicto XVI

Por: AFP

Había viajada la semana pasada a su natal Ratisbona para visitar a su hermano gravemente enfermo.


El Papa Emérito Benedicto XVI, 93 años, volvió al Vaticano tras su viaje de cuatro días a Alemania para acompañar a su hermano Georg Ratzinger, de 96, gravemente enfermo.

El Papa Emérito Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, regresó este lunes al monasterio Mater et Ecclesia en los jardines vaticanos, donde se aloja desde que renunció en febrero de 2013, primer pontífice que lo hace en 700 años. Fue sustituido el 13 de marzo por el argentino Jorge Bergoglio, actualmente de 83 años, que eligió el nombre de Francisco.

Una larga caravana de automóviles con fuerte custodia policial italiana recorrió rápidamente los 20 kilómetros que separan el aeropuerto romano de Ciampino del Vaticano, y entró al Vaticano por la puerta del Perugino. Se detuvo frente al monasterio donde se aloja el Papa, quien poco después fue saludado por teléfono por el Papa Francisco. El jueves se habían despedido personalmente.


Benedicto viajó en la mañana del lunes desde Ratisbona, en Baviera, hasta la capital Munich, de la cual fue arzobispo. Abordó después con su comitiva un avión que le fue puesto a disposición por el gobierno gobierno italiano.

“Estará en Ratisbona el tiempo que sea necesario”, había dicho el jueves de la partida el director de la Sala de Prensa y portavoz pontificio, Matteo Bruni. Pero el diario sensacionalista germano “Bild”, lanzó la hipótesis sin citar fuentes ciertas que existía la probabilidad de que el Papa Emérito no regresara a Roma, quedándose “para siempre” en la ciudad de la familia Ratzinger.

Benedicto viajó en la mañana del lunes desde Ratisbona, en Baviera, hasta la capital Munich./ AFP
Benedicto viajó en la mañana del lunes desde Ratisbona, en Baviera, hasta la capital Munich./ AFP

 

Nunca se dio información del estado de salud de su hermano Georg, pero una parte de la prensa italiana dijo que se encontraba “entre la vida y la muerte”.

Los hermanos Ratzinger siembre estuvieron estrechamente vinculados. Juntos se hicieron sacerdotes en la misma ceremonia, en 1951. Benedicto XVI, mostrado en una sola fotografía como “muy agotado” al llegar al edificio eclesiástico donde reside su hermano, fue recibido "muy feliz” por Georg, contaron algunos miembros de la comitiva que viajó con él desde Roma, en particular el arzobispo Georg Gaenswein, su secretario particular.

El viernes el Papa Emérito celebró una misa ante su hermano y otras personas. También el sábado y domingo oficio misas en la habitación de su hermano. / AFP

El viernes el Papa Emérito celebró una misa ante su hermano y otras personas. También el sábado y domingo oficio misas en la habitación de su hermano. / AFP

Antes de partir de regreso a Roma, Joseph Ratzinger visitó dos veces a Georg en su habitación. El sábado recorrió algunos lugares de familia, que no veía desde 2006, cuando hizo un viaje como como pontífice a Baviera, la región del sur más grande y rica de Alemania, con una fuerte mayoría católica. En primer lugar rindió homenaje en el cementerio de Ziegtsdorf, rezó y echó agua bendita sobre las tumbas en las que reposan sus padres y su hermana mayor María, que falleció en 1991.

Después visitó su vieja casa de Pentiling, en un suburbio de Ratisbona, donde permaneció casi una hora. Alli residió entre 1969 y 1977, cuando fue promovido por el Papa Juan Pablo II a arzobispo de Munich, la capital de Baviera. La casa es ahora sede del Instituto Benedicto XVI en el cual se conserva su herencia teológica.

El Papa Emérito, que se desplaza en una silla de ruedas acompañado por monseñor Gaensweing, un médico y un enfermero./ AP
El Papa Emérito, que se desplaza en una silla de ruedas acompañado por monseñor Gaensweing, un médico y un enfermero./ AP

El Papa Emérito, que se desplaza en una silla de ruedas acompañado por monseñor Gaenswein, un médico y un enfermero vaticanos y una de las monjas que lo cuidan en su residencia en el monasterio vaticano.

De regreso a Ratisbona recibió al nuncio apostólico vaticano en Alemania, arzobispo Nikola Eterovic, que en los últimos años del pontificado de Ratzinger fue Secretario del Sínodo de Obispos.

Por la noche oró en el santuario de de San Wolfgang, patrono de la diócesis, que se encuentra en la catedral de Ratisbona.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!