Jueves 2 de Febrero de 2023

Hoy es Jueves 2 de Febrero de 2023 y son las 08:39 -

21.6°

SALTA

SOCIEDAD

7 de octubre de 2020

Calidad de vida y bienestar emocional durante el COVID-19

Las mujeres presentan niveles superiores de sintomatología depresiva en comparación con los varones en situación de pandemia.

Las mujeres se manifiestan agotadas al final de la jornada, mientras los hombres se relajan con mayor facilidad después de un día de trabajo. Ambos dicen quedarse sin energías.

La pandemia de coronavirus acentuó la brecha de género en calidad de vida y bienestar emocional. Durante la cuarentena, las mujeres sufrieron mayores tensiones a la hora de equilibrar familia y trabajo, así como niveles de estrés y agotamiento emocional más altos.

Los datos surgen de la encuesta “Brecha de género: calidad de vida y bienestar emocional durante la pandemia Covid-19”, realizada por el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21.

Según el sondeo, el 31,6% de las mujeres manifestó que “con frecuencia o siempre” se encuentra agotada al final de jornada laboral, mientras que en los hombres este número llegó al 25,3%. A su vez, el porcentaje de mujeres que “frecuentemente o siempre” les resulta difícil relajarse después de un día de trabajo, es del 28,1%, contra un 22,2% en los hombres.

Sin energía
A la hora del descanso, por ejemplo, el 32% de las mujeres manifestó tener dificultades para dormir -entendidas también como dificultades para quedarse dormidas o al revés, haber dormido demasiado-, mientras que en los hombres ese porcentaje sólo llega al 20%.

Por otra parte, quedó demostrado que las mujeres presentan niveles estadísticamente inferiores en su capacidad de desconexión emocional con respecto de los hombres. Esto implica que el 24% de ellas manifiesta que después de trabajar “nunca o casi nunca” realiza actividades que las ayuden a sentirse relajadas, mientras que en los hombres ese porcentaje representa al 18,1%.

En cuanto a los momentos de ocio, el 21% de las mujeres manifestó que les falta energía para llevarlos a cabo, contra un 15,3% de hombres que respondieron lo mismo.

“La pandemia permite poner sobre la mesa la importancia de la co-responsabilidad en las tareas de cuidado y visibiliza el tiempo que dedican desproporcionadamente las mujeres a estas tareas no remuneradas, que impactan no sólo en su autonomía económica sino también en su bienestar físico y emocional. No es una cuestión del ámbito privado, sino una problemática que tiene consecuencias en el PBI, en el gasto público y en la calidad de vida de nuestra sociedad”, dijo Laura Gaidulewicz, Directora del Instituto de Género e Inclusión de la Universidad Siglo 21.

Sintomatología emocional y salud mental
La encuesta concluyó que las mujeres presentan niveles superiores de sintomatología depresiva en comparación con los varones en situación de pandemia. Un dato preocupante es que el 14,8% de las mujeres manifiestan sentirse decaídas, deprimidas o sin esperanzas más de la mitad de los días o casi todos los días. En los hombres este porcentaje llega a 11,7%.

Por su parte, los niveles de ansiedad de la muestra analizada también son superiores en las mujeres y un ejemplo de ello es que el 20,1% de ellas manifestó haberse preocupado demasiado por diferentes motivos, más de la mitad de los días o casi todos los días. En contraste, en los hombres este porcentaje es casi 4 puntos más bajo (16,4%).

El sondeo fue realizado entre 1.050 hombres y mujeres de entre 18 y 65 años en la Ciudad de Buenos Aires, Comodoro Rivadavia, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Rosario y San Miguel de Tucumán.



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!