Lunes 27 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 27 de Mayo de 2024 y son las 19:55 -

8.2°

SALTA

ECONOMIA

14 de febrero de 2023

El IPC de enero fue de 6%: Qué alimentos subieron un 65% en el mes

El Tomate: 64,8%.

Por: Redacciòn FM Fleming"Magazine"

El primero en el ranking fue el tomate redondo, con un aumento de 64,8%. Le siguieron: la naranja (48,9%), entre otros alimentos. Todos con subas de dos dígitos.

El IPC de enero fue de 6%, pero el rubro más sensible para las familias volvió a quedar casi un punto porcentual por encima del índice general y marcó una aceleración respecto de los meses previos

El informe de inflación de enero del Indec dio cuenta de una aceleración en el aumento del precio de los alimentos, que en meses anteriores se habían ubicado por debajo del índice general. Con 6,8% -casi un punto porcentual por encima del IPC general, que llegó al 6%-, la categoría marca un inicio de año caliente para el rubro más sensible para las familias. A comparación de diciembre, en el que marcó 4,7%, la inflación en este sector fue más de dos puntos porcentuales superior, acelerado por la suba de la carne y los productos frescos.

La categoría tuvo su mayor suba mensual desde agosto de 2022, y quedó quinta entre los de mayores incrementos en el mes, detrás de Recreación y cultura (9%), Vivienda, agua, gas y otros combustibles (8%), Comunicación (8%), Bebidas alcohólicas y tabaco (7,3%) y a la par de Bienes y Servicios varios, que tuvo el mismo ajuste.

Además, el reporte da cuenta de los productos que más aumentaron en enero en el Gran Buenos Aires -de los que registra y da a conocer el Indec-.

infobae

Sin embargo, un análisis de la evolución anual de los precios demuestra que hay frutas y verduras que están subiendo a un ritmo mucho mayor al promedio y por motivos que van más allá de los netamente estacional.

El primero en el ranking fue el tomate redondo, con un aumento de 64,8%. Le siguieron: la naranja (48,9%), la manzana deliciosa (31%), el filet de merluza fresco (14,2%), el limón (13,2%) y la gaseosa base cola (12,6%), todos con subas de dos dígitos. La mayoría de estos productos están fuera del programa de congelamiento Precios Justos y lideraron los incrementos de los últimos meses debido al impacto de la sequía. También influyen en el aumento pronunciado factores estacionales.

A continuación se ubicaron la harina de trigo común 000 (9%), la cebolla (8,9%), las galletitas dulces envasadas sin relleno (8,7%), el polvo para flan (8,6%) y los fideos secos tipo guisero (8,4%).

En la última semana de enero, en vísperas del relanzamiento del plan de congelamiento de precios de un grupo de producto y de regulación de otros, se detectaron incrementos en los precios de alimentos y bebidas de 2,7%, una suba de dos puntos porcentuales respecto de los anteriores siete días. La consultora económica LCG relevó los valores de 8000 productos de cinco supermercados y detectó estas subas con las que se estima que las empresas buscaron cubrirse del programa oficial.

El gráfico muestra qué porción del precio final recibieron los productores de los 24 diferentes bienes incluidos en el IPOD

Los alimentos que más subieron en ese momento fueron los cortes de carne, que tuvieron un aumento del 5,3% en la semana, seguido de comidas listas para llevar (3,8%), productos de panificación, cereales y pastas (3,3%), condimentos y otros productos alimenticios (3%), aceites (1,9%), productos lácteos y huevos (1,9%), bebidas e infusiones para consumir en el hogar (0,9%), azúcar, miel, dulces y cacao (0,2%), frutas (0%) y verduras (-2,6%), según el informe.

En diciembre del año pasado, el rubro de Alimentos y Bebidas marcó una suba de 4,7% y, con esa cifra, marcó un incremento de 95% en 2022, apenas por encima de la inflación general. Las verduras y frutas lideraron las subas. La lechuga fue la que más aumentó en 2022, con un alza de 408% (el kilo pasó de $152 a $771). Estuvo seguida por la cebolla, con un incremento de 337% (subió de $58 a $255).

Los siguieron la batata y la papa, con un alza de 293% (el kilo valió en diciembre $335 y $211, respectivamente); el limón, 222% ($285 el kilo); el azúcar, 208% ($252); el zapallo anco, 178% ($261); el aceite de girasol, 162% ($776), y la manzana y los huevos de gallina (158%).

Entre los otros cinco productos de mayor aumento sí hay dos verduras más, el limón y la cebolla, que tuvieron ajustes del 13,2% y 8,9% respectivamente. La gaseosa base cola de 1,5 litros (12,6%), la harina de trigo común 000 (9%) y las galletitas dulces envasadas sin relleno (8,7%), completaron la lista.

Por arriba del 300% anual
Cuando se analiza la evolución de precios de las frutas y verduras se debe tener en cuenta que siempre puede haber variaciones muy grandes (hacia arriba o hacia abajo) en el corto plazo debido a cuestiones estacionales.

Por una cuestión lógica, los precios de estos alimentos tienden a subir cuando no es época de cosecha y se deben reemplazar los productos nacionales con otros importadores. Por el contrario, cuando se libera la producción local e incrementa la oferta de mercado, los precios tienden a bajar considerablemente en cuestión de días. También inciden las contingencias climáticas, que pueden llevar a grandes mermas que complican los niveles de oferta aún en temporada alta.La educación camina hacia el pensamiento abductivo
La abducción es esa forma de pensamiento que usamos cuando ves una película y estás adivinando quién es. Eso es parte de lo que estamos trabajando en Argentina. 

Es el caso por ejemplo de la papa, cuyo valor de mercado era de $61,33 por kilo en enero del 2022 y llegó a los $263,02 en igual mes de este año. De punta a punta, ese producto tuvo un incremento del 329%.

También la cebolla acumula una suba anual por arriba del 300%. En su caso, el kilo avanzó de $64,96 a $277,64, lo marcó un incremento del 327% en los últimos doce meses.

Por debajo se pueden encontrar tres productos con subas menores al 300%, pero mayores al 200%. Se trata del kilo de azúcar, la manzana “deliciosa” y la batata, cuyos precios avanzaron 204%, 210% y 246% respectivamente.

En total, de los 59 alimentos y bebidas relevados por el Indec, hay dos con subas anuales por arriba del 300%, tres en el rango de los 200 y 34 que tuvieron aumentos de entre 100% y 199% en el período analizado. Solo 20 subieron menos del 100%.

Entre todos, el que menos subió en los últimos doce meses es el kilo de asado, que tuvo una variación del 44%. Sin embargo, en ese estudio no están contempladas las fuertes subas que tuvo la carne durante febrero. El mes próximo, cuando salga el IPC de este mes, seguramente se verá un comportamiento de ese producto más similar al promedio del mercado.

Entre los productos que no son alimentos, los que más aumentaron fueron pañales descartables (152%), jabón de tocador (147%), jabón en polvo para ropa (146%), lavandina (123%), algodón (120%) y champú (98%).

 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!