• Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

Hoy es miercoles 8 de julio de 2020 y son las 11:15 hs. ULTIMOS TITULOS: Candelaria Tinelli confirmó su separación: "De novia conmigo misma" / La respuesta de Diego Leuco a Alberto Fernández tras un tuit por el cruce con Santiago Cafiero: "Qué tristeza verlo tan violento" / Coronavirus. Qué dijo Fernán Quirós sobre la advertencia de la OMS y los contagios en el aire / La oposición apoyó la nueva moratoria, pero pedirá que incluya un "premio" a los contribuyentes cumplidores / Murió Alex Pullin, doble campeón del mundo de snowboard: la figura australiana, de 32 años, estaba pescando con arpón en Gold Coast / Alberto Fernández retuiteó un video con burlas y "piñas" para el periodista Diego Leuco tras el cruce con Santiago Cafiero / Coronavirus. Fernán Quirós evitó otra vez confrontar con Daniel Gollán y apeló a la ?estrategia común? en AMBA / Protegé los datos de tu cerebro, porque llegará el día en que te los podrán robar / Domingo Cavallo: "Cristina Kirchner era muy buena ama de casa, no era interlocutora en temas de política? / Las quejas a la "burbuja" Disney: la comida y el aislamiento, un comienzo complicado para la NBA / Coronavirus. "Confío en la hidroxicloroquina": tras dar positivo, Jair Bolsonaro toma en cámara el polémico medicamento /

3 de enero de 2018
El Niño Jesús elegido Persona del Año
El 2017 ha sido el año de las decisiones y la conciencia. Todos años, revista estadounidense Time,reconoce a alguien como “Persona del Año”.

La publicación consideró que quienes han roto el silencio en este tema desde distintos ámbitos han dominado la atención durante este año, y han conseguido que la sociedad deje de ver como “aceptable” lo “inaceptable”, aseguró el editor en jefe de la revista, Edward Felsenthal.

El reconocimiento no es necesariamente un honor; se da a la persona a quien Time juzga haber sido el creador de la noticia del año, por bien o por mal. Este año, en vez de elegir a un individuo para concederle el título de creador de la noticia del año, se reconoció a una categoría de personas, las Silence Breakers, esto es, mujeres que han hablado claro por haber experimentado acoso sexual y violencia sexual.

Parte del desafío de Navidad es reconocer en qué lugar de nuestro mundo está naciendo Cristo hoy; dónde, dos mil años después del  nacimiento de Jesús, podemos visitar de nuevo el establo de Belén, ver al niño recién nacido y tener nuestros corazones movidos por el poder de su inocencia e impotencia divinas.  

Por Navidad, este año yo sugiero que honremos a los niños refugiados como el “Niño Jesús del Año”. Ellos traen tan cerca del original pesebre de Belén cuanto nosotros conseguimos en nuestro mundo hoy, porque para ellos, como para Jesús hace dos mil años, no hay ningún lugar en la posada.

El nacimiento de Jesús, como su muerte, viene envuelto en paradoja. Vino como la respuesta de Dios a nuestros anhelos más profundos, mal deseados, y aun así tanto en el nacimiento como en la muerte, fue el extraño. Observad que Jesús nace fuera de la ciudad y muere fuera de la ciudad. Eso no es accidental. No nació niño “deseado” y no fue niño aceptado. Se da por hecho que su madre, María, y aquellos que tenían un auténtico corazón religioso lo quisieron, pero el mundo no, al menos no en los términos en que vino, como niño impotente. Si hubiera venido como una super-estrella, poderoso, una figura tan dominante que las rodillas se doblaran automáticamente en su presencia, un mesías cortado a medida de nuestra imaginación, todas puertas de la posada se le habrían abierto, no sólo en su nacimiento sino durante toda su vida.

Pero Cristo no fue el mesías de nuestras expectativas. Vino como un infante, impotente, escondido en el anonimato, sin status, no invitado, no deseado. Thomas Merton  describe su nacimiento de esta manera: Dentro de este mundo, esta posada loca, en la que no hay absolutamente ningún lugar para Él, Cristo ha venido no invitado. Pero, como no puede estar en casa estando en él, como está fuera de lugar estando en él y aun así tiene que estar en él, su lugar está con esos otros para los que no hay ningún lugar.

No hubo lugar para él en la posada. Los eruditos bíblicos nos dicen que nuestras homilías y opiniones sobre la falta de corazón de los dueños de la posada que no acogieron a María y José la víspera de Navidad, pierde el punto de esa narrativa. La indicación que los Evangelios quieren hacer aquí no es que los posaderos de Belén fueran crueles e insensibles y esta singular, pobre y aldeana pareja, José y María, fuera tratada injustamente. El motivo del “no hay lugar en la posada” quiere más bien hacer una indicación mayor, justamente la que Thomas Merton destacó, a saber, que nunca hay lugar en nuestro mundo para el verdadero Cristo, el que no se ajusta cómodamente a nuestras expectativas y opiniones. El verdadero Cristo choca generalmente con nuestras ideas, es una decepción para nuestras expectativas, viene sin estar invitado, está perennemente aquí, pero está siempre afuera, en la periferia, excluido por nuestros pensamientos y despachado de nuestras puertas. El verdadero Cristo está siempre buscando un hogar en un mundo en el que no hay ningún lugar para él. 
Así, pues, ¿a quién le cuadra mejor esa descripción hoy? Yo sugiero lo siguiente: A millones de niños refugiados. El Niño Jesús puede ser visto lo más claramente hoy en los incontables niños refugiados que, con sus familias, están siendo llevados de sus hogares por la violencia, la guerra, la miseria, la limpieza étnica, la pobreza, el tribalismo, el racismo y la persecución religiosa. Ellos y sus familias son los que mejor encajan con el cuadro de José y María, buscando un lugar, extraños, impotentes, sin ser invitados, sin hogar, sin nadie que los acoja, en la periferia, extraños, calificados como “forasteros”. Pero ellos son la Sagrada Familia de hoy-día, y sus niños son el Niño Jesús para nosotros y para el mundo.

¿Dónde está hoy el pesebre de Belén? ¿Dónde podríamos encontrar al Niño Jesús para adorarlo? En muchos sitios, reconocidamente en todas salas de parto y guarderías del mundo, pero “preferencialmente” en los campos de refugiados; en botes haciendo peligrosos viajes por el Mediterráneo; en migrantes que viajan incontables millas hambrientos, sedientos y en peligrosas condiciones; en gente que espera en incontables listas le faciliten una diligencia con la confianza de ser aceptada en algún lugar; en personas que llegan a varias fronteras después de un largo viaje, sólo para ser despedidos; en madres que están en centros de detención, con sus hijos en brazos y esperando; y más especial, preferencialmente, en los rostros de incontables niños refugiados.

El rostro de Dios en Navidad se ve más en el desamparo de los niños que en todo el terrenal y carismático poder del mundo. Y así hoy, si queremos, como los pastores y los magos, para encontrar nuestro camino al portal de Belén, necesitamos mirar a donde, en esta loca posada,  habitan los niños más desamparados.

Fuente:Ron Rolheiser-Trad. Benjamín Elcano



COMPARTIR:
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








SALTA

7.2°C

Parcialmente soleado

LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

FUERA DE SERIE

de 11.00 a 12.45

 

El evangelio de hoy

 

La iglesia recuerda a  Santa Marìa Goretti - Evangelio de hoy según San Mateos (9,18-26) -Jesùs dijo:«Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, y vivirá.»

lestersalle: Mateo 9: 18 - 26

Luz para alumbrar a las naciones.¿Serías capaz de percibir en un niño pobre la luz para iluminar a las naciones?

Resultado de imagen para imagenes de velas alumbran en movimiento

 

TAPAS DE DIARIOS

 

 

 

 

 

 

HORÓSCOPO

 
Leo
LEO (del 24 de julio al 23 de agosto)

Tu conciencia te hará rever ciertas actitudes que has tenido con amigos cercanos recientemente. No intentes silenciarla. Mañana complicada para el amor. Evita las disputas y verás que por la noche todo irá tomando un cause más tranquilo. No postergues tus actividades de la jornada por que te podría traer inconvenientes. Mantén tu trabajo al día.Sugerencia: Asegúrate de mantener las enseñanzas que las desgracias pasadas han dejado en ti, contigo a todo momento. No tropieces dos veces con la misma piedra.

 

RadiosNet