Miércoles 22 de Septiembre de 2021

Hoy es Miércoles 22 de Septiembre de 2021 y son las 18:14 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

17.4°

Nublado parcial

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CIENCIA

13 de agosto de 2019

Anteojos para ver la vida de color de rosa

Por: Redacciòn FM Fleming"Magazine"

Hay anteojos para todos los gustos.Miramos a través de esos cristales, y esta es la razón de que no vea la realidad, si no mi realidad.

¿Por qué algunas personas ven el mundo de color de rosa mientras que otras lo hacen en tonalidades de grises (aún sin padecer una lesión cerebral que lo justifique)? ¿Por qué hay quienes disfrutan de un día de lluvia y lo acogen como una maravillosa oportunidad para llevar a cabo planes en casa con los amigos, mientras que para otros es una tragedia que les impide hacer la colada de la semana?

Ya dijo Campoamor que «en este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira». Es curioso escuchar a alguien relatar un suceso y afirmar: “Esto ocurrió así. No me estoy inventando nada. Son hechos objetivos”. La mayoría de las veces esta afirmación –aunque la hagamos con la mejor de nuestras intenciones y no pretendamos engañar a nadie– es tan falsa como una moneda de dos caras. Difícilmente somos capaces de percibir la realidad como –valga la redundancia– realmente es. Estamos de acuerdo en que los acontecimientos son los que son, pero en el mismo momento en que yo los percibo, se ven filtrados y modificados por multitud de intromisiones.

Pensemos en algún personaje público y famoso que aparezca con frecuencia en los medios de comunicación. Es posible que estemos de acuerdo en que dicho personaje –y recalcamos la palabra personaje y no persona, más adelante aclararemos la diferencia– cuenta con fans y con detractores. Recordemos cualquier best seller de cualquier autor famoso que se encuentre en las librerías. Hay para quienes será un libro de culto que ocupará un lugar privilegiado en su estantería y quienes lo usarán para secar hojas y hacer el herbario de sus hijos. Esta misma entrada. Unos la verán de utilidad y otros acabarán de leerla –o ni si quiera eso– y pasarán a otra cosa como si nada. El personaje, la novela o el post son los mismos para todos, pero la manera en la que cada uno recibe la información que llega del exterior puede llegar a ser increíblemente diferente.

¿Cuáles son estas interferencias que dan como resultado las distintas maneras de interpretar la vida? Nuestros aprendizajes, nuestro sistema de creencias, nuestra moral –y la de la sociedad en la que crecemos y vivimos– nuestros pensamientos, nuestros traumas… Por nombrar algunos. Todos ellos componen los cristales con los que nos desenvolvemos en el día a día y nos relacionamos con los demás.

Igual que en cualquier óptica, hay anteojos para todos los gustos. Más o menos transparentes, de cristales más o menos gruesos, de un estilo más moderno o más antiguo… Pero lo que es cierto es que existe un modelo para cada uno y es raro –y ha tenido que hacer mucho trabajo de auto descubrimiento– quien no los lleva permanentemente puestos.

Como Fidel Delgado define muy bien en su ponencia “Cómo funciona el ego” –desde aquí recomendamos encarecidamente disfrutarla en Youtube-, esas gafas que todos llevamos constituyen nuestro ego, lo que creemos de manera errónea que compone nuestro yo, cuando lo cierto es que es ese conjunto de personajes con los que sobrevivimos –que no vivimos– en sociedad y que hemos venido construyendo desde nuestra más tierna infancia (siempre con la ayuda desinteresada o interesada de aquellos que nos rodeaban). Miramos a través de esos cristales, de ese ego y esta es la razón de que no vea la realidad, si no mi realidad, que, con suerte, puede coincidir y ser similar a la tuya, o que puede ser diametralmente opuesta, de ahí que numerosas veces nos encontremos con que la comunicación y el entendimiento se convierten en una cuestión harto complicada sino improbable.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!