Miércoles 8 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 8 de Diciembre de 2021 y son las 16:51 ULTIMOS TITULOS:

25.8°


ECONOMIA

11 de octubre de 2019

Tasas y riesgo país volvieron a índices pre PASO

El ministro Lacunza, quien asumió tras el 12A.

La tasa de interés de referencia cayó ayer por debajo del 70% por primera vez tras la devaluación de 12 de agosto, post electoral. El riesgo país bajó 7,5%, a 1.877 puntos básicos.

La tasa de interés de referencia cayó ayer por debajo del 70% por primera vez tras la devaluación de 12 de agosto, post electoral, mientras las acciones de las empresas argentinas y los bonos soberanos subieron fuerte por compras de oportunidad.
 
El riesgo país bajó 7,5%, a 1.877 puntos básicos. El indicador que elabora la banca estadounidense JP Morgan registró el mínimo en ocho semanas, tras rozar los 2.600 puntos, por el renovado interés sobre los bonos que ayer subieron hasta 9%. Mientras, el S&P Merval ascendió 4,6%. 

Las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York vienen también con mejoras marcas: el Banco Francés subió 5,5%; el Macro mejoró 7,5%; el Supervielle escaló 5,7%; Pampa Energía escaló 5,3%; y Edenor, 8,1%. 

Ante la consulta de Los Andes, los economistas Aldo Abram y Gustavo Ber señalaron que si bien hay “compras de oportunidad” porque algunos activos habían caído mucho, también están influyendo los mensajes políticos. 
 
Puntualmente, el mercado tiene los ojos puestos en los pasos de Alberto Fernández, candidato presidencial que corre con amplia ventaja para ganar las elecciones. La clave: la idea de una renegociación de la deuda “a la uruguaya”, sin quita de capital. 

Abram indicó que ayuda también un mejor clima internacional, por la expectativa sobre un aumento de la liquidez. Esto es por la baja de tasa en Estados Unidos y del Banco Central Europeo. “Ahí hay capitales que van a buscar destino y aquí se están pagando altos rendimientos, algo, aunque sea poco, podría llegar”, estimó.  
 
Abram consideró que “está pesando” el mensaje de Fernández sobre la idea de reperfilar los vencimientos de capital de la deuda sin quita y cumplir con los intereses. Eso, sostuvo, es lo que genera algo de interés sobre los bonos. 

Para Ber, los dichos de Fernández “están teniendo repercusiones, definitivamente”, después de que la tasa de interés en pesos haya “perdido toda sensibilidad y eficacia, dado que ya no tienta, no hay colocaciones en pesos y no frena la dolarización”. 

No obstante, ambos hacen llamados de atención. Será un “desafío” para Fernández, si gana las elecciones, bajar fuerte la tasa de interés de golpe sin que esto pueda generar un cimbronazo. El control cambiario, dijo Ber, tendría que “tener una vuelta de rosca”. 

Cae la tasa de las Leliq 
Ayer la tasa de interés que el Banco Central paga a los bancos por sus Letras de Liquidez (herramienta para sacar pesos de la calle) fue del 69,48%, dieciséis puntos y medio por debajo del récord de 85,99% alcanzado a mediados de septiembre.

La baja se da por en un contexto de relativa paz cambiaria. El Central mantiene a raya al dólar con intervenciones puntuales, con ayuda de bancos oficiales. Y la salida de depósitos en dólares se está frenando: cayeron 11.235 millones desde el 12 de agosto con picos de 1.084 millones en un día, pero ahora está en los 53 millones promedio. 

Según el economista Rodolfo Santángelo, la visión de los ahorristas y de los inversores financieros ya está puesta en lo que pasará con las elecciones del 27 de octubre y la transición hacia un nuevo Gobierno.

“El golpe posterior a las elecciones primarias ha sido fortísimo. En 2001 los depósitos totales, que estaban muy dolarizados, cayeron 20% en diez meses. Ahora, los depósitos en dólares bajaron casi 40% en dos meses. El sistema lo bancó muy bien”, afirmó. 
 
Y hacia adelante, dijo que lo que ocurra a partir del 28 de octubre dependerá de los “mensajes” que vaya a dar el presidente electo, principalmente sobre dos puntos: el reperfilamiento de la deuda y el control de cambios. 

Abram coincidió con esa visión al evaluar como una instancia decisiva que el Gobierno actual y el electo se pongan de acuerdo para que el proyecto de ley de reperfilamiento avance rápido en el Congreso y se apruebe. “Hay que dar señales fuertes”, apuntó el economista.  

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!