Martes 7 de Febrero de 2023

Hoy es Martes 7 de Febrero de 2023 y son las 06:37 -

16.9°

SALTA

ECONOMIA

28 de agosto de 2021

La clase media en Argentina durante 2020 sufrió un gran deterioro

El porcentaje de la clase media pasó del 51 al 48 por ciento y también tuvo impacto en la clase alta que pasó del 15% al 11%.

En Argentino, hay 1,6 millones de personas que cayeron por debajo de la línea de la pobreza en el último año por lo que el porcentaje de hogares pobres subió de 25 a 31.

La pandemia arrasó con la economía de los hogares argentinos. Según un estudio de IDESA -Instituto para el Desarrollo Social Argentino- la clase baja sumó 1,6 millones de personas en el último año y pasó de representar un 25% de la población a ser un 31%. Esto se debe a la creciente brecha entre los ingresos y la inflación. El informe se presenta apenas unos días después de que el INDEC diera a conocer la canasta básica total de julio que asciende a $67.500

El mencionado informe señala que mientas los ingresos crecieron en promedio un 21% entre el primer trimestre de 2020 y el mismo periodo de 2021, la inflación estuvo en torno al 41%, lo que implicó una importante pérdida en el poder adquisitivo de las familias. 

Desde IDESA proponen pensar la sociedad como una pirámide de cuatro clases: baja, media baja, media alta. La primera abarca a los hogares pobres "que no alcanzan a adquirir una canasta básica total; la media baja, que si bien no es pobre, es vulnerable y dependiente del contexto para pasar o no a la pobreza; la media, que ocupa un lugar más estable; y, por último la clase alta, que obtiene ingresos por más de cuatro canastas básicas totales", de acuerdo a la explicación del Instituto. Siguiendo esta línea, concluyen en que el deterioro se sintió en todas las escalas de la pirámide. 

La clase baja representaba al 25% de los hogares en 2020 y asciende al 31% un año más tarde, mientras que en el mismo período la clase media baja pasó del 8 al 10 por ciento de la sociedad. La crisis implicó un fuerte achique en la clase media que pasó del 51 al 48 por ciento y también tuvo impacto en la clase alta que pasó del 15% al 11%. 

Por último, informaron que "si la inflación sigue en torno al 50% anual es muy probable que el encarecimiento de la canasta básica total lleve a un mayor deterioro de la pirámide social, puesto que pocas paritarias cerraron valores cercanos a la inflación y tampoco hay perspectivas de mejora en la calidad de los trabajos". 

Desde IDESA denuncian que "si bien la ayuda social podría compensar en parte este deterioro, solo sería otro remedio temporal. Sin embargo, de no abordarse un ordenamiento integral del sector público esto conduciría a mayores niveles de inflación. La meta es reconstruir el Estado para que sea financieramente sustentable y tenga la capacidad de producir los bienes públicos que la población demanda". 



COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!