Domingo 5 de Diciembre de 2021

Hoy es Domingo 5 de Diciembre de 2021 y son las 14:22 ULTIMOS TITULOS:

19.3°


EDUCACION

22 de octubre de 2019

¿Estudiar garantiza un futuro financiero estable?

Si quieres crear una vida con propósito ligada a un trabajo con significado y, además, recibir una buena remuneración por tu empleo tendrás que analizar muy bien el período histórico en el que te encuentras.

Las profesiones del futuro: la realidad del nuevo mercado laboral y por qué encontrar el trabajo de tus sueños no es una misión imposible

Está claro que estudiar una carrera universitaria o un posgrado no te garantiza encontrar un trabajo ni un propósito que aporte valor a tu vida. Sin embargo, podemos darle la vuelta a la tortilla… crear un propósito es una perspectiva más acertada que buscarlo.

“En la acción y no en la reflexión encontrarás tu camino”.

Esta es una ardua tarea que requiere un gran compromiso contigo mismo, por eso la mayoría abandona antes de comenzar.

Un primer y sencillo paso sería localizar el tipo de empleos o actividades a desarrollar en los que hay más probabilidad de crear un propósito. Según Imperative hay cinco funciones principales:

  1. Servicios sociales y comunitarios.
  2. Emprendimiento.
  3. Educación.
  4. Servicios de salud.
  5. Investigación.

Si no lo tienes claro, un paso lógico sería comenzar a investigar dentro de estas cinco temáticas para crear un propósito que te haga feliz.

Ten en cuenta que las diferentes habilidades pueden ser complementarias,  no hay reglas grabadas en piedra para dar en el clavo exacto ni tampoco que sirvan para todo el mundo.

El propósito no es genético, no nacemos con una orientación de trabajo predeterminada, pero la variación en la orientación del propósito por país y cultura demuestra que la crianza y la educación pueden ser factores decisivos.

Una estadística como esta, solo es un (buen) punto de partida.

Hay que ser conscientes de que el propósito es una pieza fundamental pero no es la única. El dinero es otra piedra angular para poder llegar a ser feliz y responder a la pregunta de “por qué trabajamos”.

Aunque no es el factor número uno, sería necio negar que unos buenos ingresos junto con el aumento del status, siempre es motivador.

Si quieres crear una vida con propósito ligada a un trabajo con significado y, además, recibir una buena remuneración por tu empleo tendrás que analizar muy bien el período histórico en el que te encuentras.

Muchos empleos que conoces hoy día, mañana podrían dejar de existir debido a la tecnología (ver entrevista de Jacob Morgan en El Confidencial).
Algunos de los empleos mejor pagados del mundo no existían hace unos años. En la lista de Business Insider de 2017 aparecen “Manager en desarrollo de aplicaciones” en el octavo puesto, “Ingeniero en software” en el undécimo y “especialistas en experiencias de usuario o UX” es el decimonoveno.
Vives en un sistema globalizado y, aunque no hayan llegado aún los robots, tu trabajo puede realizarlo una persona de cualquier país emergente a la mitad de precio de lo que te pagan a ti.

Entonces, ¿cuál es la salida?

Hay tres acciones fundamentales para resolver la encrucijada.

1. No competir en áreas donde las máquinas nos superan
La primera es formarte en un área que te apasione, pero en la que un robot no pueda competir contigo.

Irremediablemente, esto nos lleva de vuelta a los cinco puntos anteriores:

Todo trabajo que tenga un alto componente de fuerza física o una implicación mayoritaria de la inteligencia lógico-matemática, será reemplazado por una máquina o dotado con un bajo salario.

La revolución digital: como no ser reemplazado por un robot
Para seguir profundizando hasta encontrar una respuesta coherente que nos revele cómo llegar a dicho 13% (recuerda que empezamos con el dato de que el 87% de los trabajadores era infeliz con su trabajo), necesitamos comenzar mirando al presente.

Un trabajo con propósito, para ser útil y realista, tiene que tener demanda.

Por eso, el nuevo paradigma laboral se debe contextualizar dentro del período conocido como la Revolución Digital o Tercera Revolución Industrial, lo que ha conducido inevitablemente a un cambio de Era.

¿Qué repercusiones ha tenido y tendrá esto en la economía, en el trabajo?

Muchas y duras.

Bienvenido a la Era de la Información (o Era Digital o Era Informática) en la que:

Si tu trabajo es físico y lo puede hacer una máquina, serás reemplazado por ella. (Industria 4.0).
Si tu empleo tiene un alto componente de pensamiento racional, también serás reemplazado por un robot (ver paradoja de Moravec).

 

Sin embargo, mirándolo de un modo positivo, los mejores empleos serán aquellos que requieran mayores dotes de creatividad:

  • Ideas.
  • Percepción (sentidos e interpretación de los mismos).
  • Empatía (sentimientos).

Aquí las máquinas no pueden vencer al hombre.

Vas a trabajar en un mundo cuyas previsiones de población en 2050 ronda los 9.700 millones de personas.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!